PROCESO TERAPEUTICO


PROCESO TERAPEUTICO

 

Motivos por los que acudimos a un terapeuta.

 

El principal motivo es el dolor. Dolor físico, dolor en la mente o en el alma.

 

Otros motivo importante es porque algo no funciona bien en nuestro cuerpo, en nuestra mente o en nuestra vida.

 

Además algunas personas también acuden a consulta para encontrarse mejor y para prevenir posibles problemas.

 

 

En qué consiste la visita individual.

 

 

Lo primero, una vez recogidos los datos del cliente, se le pregunta sobre qué problema o problemas, quiere resolver.

 

Después se procede con diversas preguntas para acercarnos a la naturaleza del problema y su posible solución.

 

Prosigue la consulta en primera visita con diversos sistemas de observación.

      


Con una aproximación al problema del cliente más definida después del examen, se plantea el proceso terapéutico a seguir, con la Terapia Holística, método THS.

 

 

Una vez decidido el proceso se plantearán las sesiones previstas, y el tipo de trabajo y control que se llevarán de ellas. Al mismo tiempo se presupuestará este trabajo y siendo aceptado, se abonará completo por adelantado.

 

  

Evolución del proceso terapéutico

 

Normalmente los problemas con los que acuden las personas a consulta, son complejos y es por ello que se suele requerir varias visitas, aunque no siempre. Muy a menudo la mayoría de los problemas recurrentes que tenemos son debidos a bloqueos de la energía en el cuerpo, debido a procesos traumáticos que hemos vivido o simplemente por el estrés acumulado del vivir. Con la resolución de este proceso, el cuerpo físico recupera con rapidez su forma y energía natural. Siempre que tengamos suficiente vitalidad. Si comenzamos a los setenta años no es lo mismo que si lo hacemos a los treinta y cinco.


Dependiendo de la edad de la persona, del tipo de problema y del tiempo que hace que dura, se puede resolver en más o menos terapias. No obstante, en general se trabajan unas tres terapias, aunque con algunas personas el planteamitno es más largo. Si la persona necesita más trabajo, entonces se recomienda la asistencia a talleres de grupo, en los que se trabaja para enseñar a la persona en su propio proceso auto curativo.


En otras ocasiones,  un problema tiene una causa más profunda y cuando se transforma el primer aspecto, aparece el que había debajo, que también necesita atención. En este caso se considerará un nuevo proceso terapéutico a analizar y proponer.


Desde una perspectiva holística, la enfermedad es un proceso acumulado, que se manifiesta dependiendo de su naturaleza.


Partiendo de un estado de saludo natural, en el que continuamente nos estamos adaptando a la vida, cuando sufrimos alguna situación a la que no nos podemos adaptar y superar, comienza un proceso de desequilibrio, como indica el siguiente esquema:

 

Salud, como estado normal del individuo, Es un estado dinámico en el que pueden pasarnos cosas y tener trastornos, que muchas veces se resuelven solos. La mente y el cuerpo tienen una profunda sabiduría natural sanadora. El ph, o grado de acidez, de la orina, suele ser 5.



Enfermedad Funcional, como primera manifestación de desequilibrio. Ocurre algo que no se resuelve y se produce un estado anormal. No nos encontramos del todo bien, pero la pruebas medicas comunes no detectan nada. El phde la orina pasa a 6, habitualmente. 

 


Enfermedad Aguda. El cuerpo intenta encontrar el equilibrio, provocando situciones que nos obligan a parar: dolor, fiebre, etc. El ph de la orina suele ser 7.

Enfermedad Crónica, en la que el cuerpo se adapta a la enfermedad. No ha podido superarse el problema y el curerpo y la mente se adapta a la situación. No estamos bien pero lo que nos pasa ya no es tan agudo, podemos sobrellevarlo. El ph aqui aparece en 8.


Enfermedad Degenerativa. El cuerpo no tiene suficiente energía y todo se destruye. Se refiere a las enfermedades terminales. ph es 9.


Así, por ejemplo, si tratamos un problema crónico, debajo de él encontraremos otro agudo y después otro funcional.


Se trabaja sobre lo que va apareciendo hasta la eliminación del desequilibrio.


Como vemos hace falta mucha energía y ganas para resolver ciertas cosas, además de que también con el paso del tiempo nos acostumbramos a permanecer como estamos e incluso acabamos creyendo que no tenemos solución. Pero el ser humano tiene la capacidad de cambiar y si se lo propone, conseguir cualquier cosa.


El proceso acaba cuando la persona se encuentra ya bien o normal.